Entrenamiento de Fuerza


El enfoque principal en el entrenamiento de fuerza suele ser ganar fuerza y ​​crecimiento muscular. En general, recomendamos un enfoque de entrenamiento holístico, en el que también entrenas tu fuerza, velocidad y resistencia máxima continuamente. Los ejercicios adecuados fortalecerán y definirán tus músculos. En el culturismo, por ejemplo, se pone mucho énfasis en lucir fuerte y definir la masa muscular. Hay varias formas de lograr esto.

La selección de pesas y equipos de entrenamiento que te proporcionamos es muy grande. Puedes elegir entre una variedad de equipos de fitness, materiales, clases de peso y formas según tus necesidades y preferencias individuales. Como parte de tu entrenamiento, puedes usar mancuernas, bancos de pesas, discos de pesas, pesas rusas, pelotas medicinales, cuerdas de batalla, barras, manguitos de pesas, soportes para dominadas, empuñaduras, pero también nuestras placas vibratorias de desarrollo propio o nuestro dispositivo EMS profesional.

Las formas más conocidas de entrenamiento de fuerza incluyen equipos, tiros de cuerda o entrenamiento con pesas libres. El entrenamiento con pesas libres tiene la ventaja de que los movimientos se pueden realizar en todas las direcciones y más de un músculo está involucrado en la ejecución. Esto entrena la interacción de los músculos y por lo tanto su coordinación intermuscular. Durante el entrenamiento del equipo, se minimizan las cargas incorrectas y se promueven las secuencias de movimiento correctas. Se logra un mayor efecto de entrenamiento porque los músculos se entrenan de forma aislada. Durante el entrenamiento de tracción con cuerda, se requiere autoestabilización para que los músculos se estresen de manera uniforme. Los músculos del tronco se fortalecen por la tensión constante.

Hay algunos puntos en el entrenamiento de fuerza que son cruciales para su éxito. El peso elegido no debe ser demasiado ligero, pero tampoco demasiado pesado. El número de repeticiones que haces está directamente relacionado con el peso. Las repeticiones más largas aumentan la resistencia y mejoran la técnica. Si aumentas el peso, deberías poder hacer 1-2 repeticiones más, de lo contrario, habrás elegido la clase de peso incorrecta. Después de cada serie, tus músculos deben estar completamente agotados para lograr el éxito de entrenamiento ideal a través del estímulo muscular activado de esta manera.

Con cada uno de tus ejercicios, debes asegurarte de hacerlo limpia y correctamente, incluso si tu fuerza ya está disminuyendo. La técnica adecuada es fundamental para evitar malas posturas y lesiones. El entrenamiento de fuerza y ​​el crecimiento muscular que te acompaña también te ayudan a perder grasa. Porque mientras más músculos tengas, más calorías quema tu cuerpo, ya que la masa muscular entrenada aumenta tu tasa metabólica basal. La combinación correcta de entrenamiento de resistencia y fuerza ahorra mucho tiempo y logra el mejor éxito de entrenamiento.